Primary tabs

Proyectos ejecutados

Sábado, July 1, 2017

Mon Tue Wed Thu Fri Sat Sun
26
27
28
29
30
1
2
 
 
 
 
 
 
 
3
4
5
6
7
8
9
María Antonia Bofill Autora de La Olvidada Expedición a Santo Domingo 1959

María Antonia Bofill Autora de La Olvidada Expedición a Santo Domingo 1959

“La carga emocional era muy grande, era un gran peso para mí y

por eso en el libro trato de que mi voz no se escuche.

Que se escuche a los personajes, sin el sesgo de mi propio dolor”.

 

                Su corazón es débil y su voz queda. Sólo al adentrarse en la conversación se descubre la gran fuerza interna de esta mujer menuda que creció con el dolor de un olvido histórico, y que en 1988 la empujó a recuperar la memoria de su padre y otros 29 hombres que ofrecieron sus vidas en sacrificio por la libertad del pueblo dominicano, hace 58 años.

                María Antonia Bofill es hija de José Antonio Bofill Carbonel, uno de los guerrilleros cubanos que fue asesinado por las fuerzas represivas de Jean Claude Duvalier, en Haití, a donde fue a dar la embarcación en que habían salido desde Cuba, en agosto de 1959, con la intención de apoyar las expediciones del 14 y 20 de junio. Solo cinco sobrevivieron.

                Ella tenía apenas 5 años y nunca más volvió a ver a su padre. Tampoco se publicó mucho sobre aquel acontecimiento, que fue quedando sepultado en ese silencio tácito que condena a los desgraciados y que poco a poco borra su historia. “Yo nunca olvidé. Desde niña me planteé interrogantes con escasas respuestas que fui recopilando poco a poco”.

                Estas fueron 30 historias que María Antonia Bofill empezó a recuperar en 1988, sin saber aún que haría con todos esos datos que iba recabando, entrevistas a sobrevivientes, relacionados y familiares. Sabía que era doloroso, pero liberador para cada una de esas familias y personas que le facilitaron fotografías y documentos para su, en ese momento, archivo sobre la gesta.

                “Hubo escasas publicaciones, algunas columnas en los medios, en septiembre de 1959 apareció la última referencia en prensa cubana sobre ese hecho. Fueron condenados al olvido de amigos y enemigos de la revolución”, expresa Bofill, citando a Eduardo García Michell y José Miguel Abréu Cardet, sin pensar siquiera que fuera adrede, como una acción política. Más bien quedó como un intento fallido, que aunque cobró 25 vidas, no trascendió.

                Cuenta que de alguna manera, en 2009 le llegó un reportaje publicado en el periódico Hoy en República Dominicana, firmado por la periodista Ángela Peña, que a su vez recibió los datos sobre esta expedición, que nunca se había mencionado, de parte del doctor Laureado Ortega, quien había obtenido la referencia de una conversación casual con un cónsul cubano.

                Gracias a que la reportera siguió el rastro de esa pista, en 2009 se publicó por primera vez en el país la ocurrencia de esos acontecimientos. Bofill cuenta la emoción y el gran alivio que sintió al recibir el recorte y entonces comprendió que había llegado el momento de darle forma a los datos que tenía.

                No fue fácil, comenta. Tuvo muchos obstáculos y limitaciones, pero también recibió apoyo de muchas personas. Ella no tenía computadora y escribía sus líneas a mano, pero un amigo le fue digitando los manuscritos y haciéndole un archivo digital. Visitó hemerotecas, entrevistó a muchas personas y cada historia, aunque nacía en un punto distinto de la otra, terminaba haciéndose paralela con las demás y se entrecruzaban.

                “La carga emocional era muy grande, era un gran peso para mí y por eso en el libro trato de que mi voz no se escuche. Que se escuche a los personajes, sin el sesgo de mi propio dolor”.

                  Y entonces, en 2006, su amigo José Miguel Abréu Cardet, la puso en contacto con el Director del Archivo General de la Nación de la República Dominicana, el historiador Roberto Cassá, quien de inmediato aprobó la publicación del material escrito por María Antonia Bofill y así dar un lugar en la historia a esa expedición olvidada.

                 El libro La olvidada expedición a Santo Domingo 1959, fue puesto a circular por el Archivo General de la Nación en el año 2015 y ella no pudo estar. Pero recibió un ejemplar que abrazó contra su pecho y cuenta que cerró los ojos y sólo escuchaba el latido de su corazón, mientras se decía muy para adentro: “Por fin, se ha pagado la deuda histórica con mi padre y sus compañeros”. Pasó un buen rato antes de decidirse a abrir el sobre y mirar el libro, de cuyas historias se enamoró.

                María Antonia Bofill está en el país, a propósito de la puesta en circulación de la segunda edición de su libro, a cargo de la Comisión Nacional de Efemérides Patrias y el Comité Patriótico Francisco Alberto Caamaño. Es la primera vez que sale de Cuba y lo hace para asistir a la presentación del libro que escribió para liberar el recuerdo del sacrificio de su padre y otros 29 cubanos hace casi 60 años.

               Visitó al Director del Archivo General de la Nación, Roberto Cassá, quien agradeció a la autora de La olvidada expedición a Santo Domingo 1959 la confianza depositada en la entidad y en su persona para publicarlo.

             “No podía dejar de visitar a Roberto Cassá, quien me ofreció tanto apoyo y acogió este libro en el AGN”, dijo Bofill quien es pedagoga con maestría en historia y asegura que quedan cosas por contar, pero no es el tiempo todavía.

              María Antonia Bofill estuvo acompañada de Miguelina Crespo y Juan Pablo Ortega, del Comité Patriótico Francisco Alberto Caamaño y fueron recibidos por Cassá en compañía de Marisol Mesa León, directora de Planificación y Desarrollo y Daniel García Santos, encargado del área de publicaciones del AGN.

              La segunda edición del libro se puso a circular el viernes 30 de julio en la Academia Dominicana de la Historia, con el auspicio de la Comisión Nacional de Efemérides Patrias, el Comité Patriótico Francisco Alberto Caamaño y la Fundación Héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

 
Andrés Navarro visita el Archivo General de la Nación Conoce componentes pedagógicos del Programa de Acción Cultural

Andrés Navarro visita el Archivo General de la Nación Conoce componentes pedagógicos del Programa de Acción Cultural

                El Archivo General de la Nación y el Ministerio de Educación se abocarán a un acuerdo de colaboración interinstitucional con el objetivo de mancomunar los esfuerzos y recursos de ambas instituciones en pro de mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje de la historia.

                El ministro de Educación, Andrés Navarro, dijo al director del AGN, Roberto Cassá, que confía plenamente en la institución y su equipo para involucrar los recursos del Ministerio que dirige en proyectos editoriales y pedagógicos que tiendan a mejorar el currículo y desarrollar capacidades de pensamiento lógico, crítico, creativo y científico en los estudiantes del país.

                Roberto Cassá, Director General del AGN y parte de su equipo directivo, presentaron al Ministro Navarro proyectos de publicaciones, un plan de lectura, un seminario sobre enseñanza aprendizaje de la historia e invitaron al Ministerio a involucrarse en la Feria del Libro de Historia Dominicana.

                Ambos funcionarios estuvieron de acuerdo en que las dos instituciones deben establecer vínculos formales para el desarrollo de proyectos que fortalezcan las capacidades de los estudiantes y anunciaron la intención de firmar pactos en ese sentido en breve tiempo, para lo cual se comprometieron a conformar sendas comisiones de trabajo.

                Navarro, quien fue invitado al AGN, acogió cada una de las propuestas y expresó:  “siempre he admirado al profesor Cassá por su labor intelectual y académica, con el trabajo de rescate que ha realizado en el AGN mi satisfacción es mayor y tener la oportunidad de trabajar con él es un privilegio”.

                Cassá de su lado destacó la claridad de pensamiento del Ministro, cualidad que a su entender le permiten aquilatar las posibilidades que se abren para el desarrollo de proyectos conjuntos que procuren la mejoría en la calidad de la enseñanza de la historia en el país y puso a disposición del Ministerio las distintas fuentes documentales que versan sobre la historia de la educación.

                Sobre el particular Navarro citó como ejemplo las historias de los maestros de escuelas rurales, a los que calificó de verdaderos héroes y heroínas, cuyos aportes a la enseñanza se pierden por una omisión imperdonable. “Las historias de esas personas que consagraron sus vidas a la educación, son historias de los heroísmos docentes que deben ser rescatadas y contadas. Los estudiantes pueden hacerlo con la formación necesaria.”

                El Ministro Andrés Navarro estuvo acompañado de Julio Santana, Jefe de Gabinete, Rafael García Romero, Director de Cultura y José Del Monte, Asesor del Ministro.

                Por el AGN estuvieron presentes en la reunión, además del Director General, Roberto Cassá, Marisol Mesa León, Directora de Planificación y Desarrollo;  Aquiles Castro, Director del Departamento de Referencias; José Vilchez, Director de Materiales Especiales; Álvaro Caamaño, Director del Departamento de Investigación; Verónica Cassá, Asistente del Director; Eliades Acosta, Encargado del Área de Investigaciones; Noemí Calderón, Asistente del Director y Raymundo González, Asesor Histórico del AGN.

                Al finalizar la reunión realizaron un recorrido por las instalaciones del AGN.

Fuente: 
Departamento de Relaciones Públicas
 
 
 
 
 
 
10
11
12
13
14
15
16
 
 
 
 
 
 
 
17
18
19
20
21
22
23
 
 
 
 
 
 
 
24
25
26
27
28
29
30
 
 
 
 
 
 
 
31
1
2
3
4
5
6